Tendencias en alimentación ✓

Eco, Bio, Orgánico y sostenibilidad ambiental

 

 

En un día y en un mercado cualquiera quedamos asediados por alimentos ataviados con una serie prefijos y sufijos impuestos a modo de neologismo : Bio, Eco y orgánico, cada uno de los tres presume abrazar un axioma llamado sostenibilidad.

Ségun señala la legislación en curso, acuñada por la Comunidad Económica Europea se pone de manifiesto frente a los Términos Eco, Bio y Orgánico a la conjunción de los métodos de cultivo, desarrollo y crianza cuyos procesos se rigen estrictamente al entorno natural sin llegar en ningún término a una manipulación genética o artificial actuando inherentemente en beneficio del medio ambiente, al sector agrario y al ganadero.

En las siguientes líneas vamos a intentar perfilar de un modo conciso la definición de cada una de las tres variantes de estos tipos de alimentos y será a partir de ahí, cuando cada cual será libre de concluir si a través de estos neologismos y con las cartas que juega el mercado de la alimentación en pleno siglo XXI , el término sostenibilidad realmente puede hacerse eco y ser conjugado dentro de este segmento tan de moda y dicho sea también, tan lucrativo.

En antítesis puede coger forma la idea ó hipótesis de prestar definición a unas pseudo-marcas que esgrime la industria a un mercado saturado por la competencia, con tendencias bajistas y ávido de nuevas fronteras no exploradas.

 

Alimentos Orgánicos:

El término orgánico declara la no intervención química en el alimento en el transcurso de su desarrollo.

El mero hecho de disponer de la categoría conduce a saber que en ningún momento el alimento ha sido tratado con fertilizantes, pesticidas ó similares.

 

Alimentos Bio:

La etiqueta Bio representa a aquellos alimentos que en su propia naturaleza no contienen ningún factor alterado genéticamente.

Hay que añadir que  los productos Orgánicos pueden ser excluyentes de los productos Bio a razón de que existen multitud de productos orgánicos que previamente han sido tratados genéticamente para potenciar su producción y desarrollo.

Alimentos Ecológicos:

Son aquellos productos alimenticios en los que, en cada una de las etapas de desarrollo  no han sufrido actuación artificial, es sin duda el  esquema de desarrollo  más exigente y  condicionante de los analizados.
Implica que cada factor influyente en su biodiversidad de entorno (Clima, suelo etc) ha sido bajo condiciones estrictamente naturales.

 

El término sostenibilidad:

Binomialmente, pretende arrojar equilibrio entre factor medioambiental y económico.
Es por tanto que un cultivo ó crianza sostenible pretende  ofrecer prestación medioambiental a igual nivel de interés que la económica.
Ofreciendo rigurosas garantías sin comprometer las necesidades de demanda y calidad de futuras generaciones.